Comprar Mochilas para Ryanair

Gracias a la política de precios bajos de Ryanair, ahora podemos viajar mucho más que antes, tanto en viajes de corta distancia como destinos más lejanos, pero para ello debemos cumplir con los requisitos que la compañía impone en cuanto al equipaje de cabina que nos permiten embarcar de forma gratuita.

En general, organizando bien el equipaje, las mochilas tienen más capacidad que las maletas de iguales dimensiones porque suelen ser más flexibles.

¿Qué mochilas nos permite llevar Ryanair en la cabina del avión?

A la hora de comprar una mochila para viajar con Ryanair debes tener en cuenta que su capacidad se mide en litros y que el volumen máximo permitido es de 40 l, aunque no deberías llenarla en exceso. Puesto que al ser flexible corres el riesgo de llenarla demasiado y luego no poder meterla en la jaula que la compañía de aviación usa para verificar que el equipaje de mano cumple con su normativa. En todo caso, también puedes comprar una mochila de 35 litros y no correr riesgos. En nuestra página encontrarás una amplia variedad de buenas mochilas a precios muy bajos. Ten en cuenta, que las medidas exteriores de la mochila no deben superar los 55 x 40 x 20 centímetros y 10 kilos de peso. Las mochilas tipo maleta son una magnífica opción ya que reúnen las características positivas de ambas opciones: maletas y mochilas.

Aunque ahora Ryanair permite llevar en cabina dos bultos, la maleta o mochila mediana y un bolso de mano, de todas formas te recomendamos que a la hora de distribuir la carga del equipaje en una mochila, se coloquen en el fondo las cosas que no se van a necesitar durante el trayecto, a media espalda las cosas que pesan más para favorecer la comodidad de la carga y en la parte superior todo lo que puede hacer falta durante el viaje.

Medidas para las mochilas de cabina en Ryanair

Ryanair permite bolsas, maletas y mochilas siempre que cumplan con las medidas máximas que su normativa exige, esto es 55 x 40 x 20 para el bulto mayor, y 35 x 20 x 20 cm para el pequeño. El resultado final es que dichos bultos quepan en la jaula que tiene las medidas que ellos entienden como máximas y que colocan junto a la puerta de embarque, de forma que no se les “cuele” ninguna maleta que después no quepa en el compartimento para equipaje de mano de cabina.

Lo que está claro es que viajar con una mochila en lugar del típico trolley puede ser más cómodo según el tipo de viaje que se vaya a realizar, ya que si por ejemplo debemos caminar un tramo medianamente largo por zonas rurales la podemos cargar en la espalda y hacer el trayecto de forma muy cómoda. Es decir, que si adquirimos una mochila de viaje con ruedas tendremos las ventajas de ambos modelos y si además es impermeable y ocupa poco espacio, será nuestra mejor aliada para hacer un gran viaje.

 

Otros productos: