¿Qué maletas está permitido llevar en Ryanair?

El equipaje que cada pasajero puede subir de forma gratuita, a bordo de la cabina de un avión de la compañía Ryanair es una maleta de mano cuyas dimensiones no deben superar los 55 cm x 40 cm x 20 cm y cuyo peso no debe exceder los 10 kilos y un bolso de mano más pequeño, cuyas medidas no deben sobrepasar los 35 cm x 20 x 20 cm.

Además de esto cada pasajero puede facturar un máximo de dos maletas previo pago del importe correspondiente. En este caso el equipaje no deberá superar los 20 kilos de peso, en caso contrario se aplicará la tarifa vigente en cada momento para estos casos. Hay que tener en cuenta que los cargos aplicados por el equipaje facturado se cobran por persona y vuelo y que siempre son más económicos cuando se reservan en línea en lugar de hacerlo en el mismo aeropuerto poco antes de la salida del vuelo.

Así mismo, conviene saber que no está permitido en estos vuelos low cost, que los niños pequeños de hasta 23 meses y que viajen en el regazo de un adulto, lleven equipaje propio. Pero sí se le permite al adulto acompañante llevar una bolsa de bebé de hasta 5 kilos además de su propio equipaje de mano.

Para evitar males mayores también conviene saber que cuando no nos aceptan una maleta en la puerta de embarque debido a sus grandes dimensiones, nos obligarán a facturarla antes de acceder al avión con un recargo de 50 euros más el IVA correspondiente en cada caso.

Sí se admiten, y de forma gratuita, igual que las maletas que hemos mencionado, una sillita o cochecito para bebé siempre que sea totalmente plegable. También admiten una mochila portabebés o un alzador infantil. Si se desea llevar en el vuelo otros artículos infantiles mayores será necesario hacer una reserva en línea y abonar su precio.

Y por último señalar que en las cabinas de Ryanair solo hay cabida para 90 artículos de equipaje permitido (55 x 40 x 20 cm) por lo que una vez que entran las primeras 90 maletas en cabina, el resto viaja en la bodega del avión, pero sin coste alguno para el pasajero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *