Las maletas adicionales en Ryanair. ¿Qué debo saber?

 

Para ahorrarse muchos disgustos debe saber que Ryanair le permite llevar una maleta y un bolso pequeños como equipaje de mano de forma gratuita en cabina, siempre y cuando se cumplan las medidas máximas que la compañía tiene fijadas en 55 cm x 40 cm x 20 cm y 35 cm x 20 x 20 cm respectivamente, pero al margen de esto sí se le permite a cada pasajero facturar un máximo de dos maletas, previo abono de su coste. Este coste será como mínimo de 15 euros por trayecto, a través de la página web y 30 euros en el mostrador de facturación en el aeropuerto. Estas maletas para ryanair viajarán facturadas en la bodega de carga del avión y el máximo de peso permitido es variable según el modelo elegido por el pasajero que puede ser de 15 o 20 kilos. En estos casos el costo por facturación también varía.

 

Dicho esto, debemos hacer hincapié en hacer la facturación de las maletas adicionales online ya que el ahorro es considerable, teniendo en cuenta que los cargos se cobrarán por persona y trayecto. Estos cargos pueden sufrir algunas variaciones a lo largo del año en función de la época y la línea del viaje.

 

Una opción muy interesante que cabe tener en cuenta es la posibilidad que ofrece Ryanair del intercambio de la franquicia en el equipaje facturado, siempre y cuando ambos pasajeros hubieran hecho la reserva juntos, es decir, pongamos como ejemplo una pareja que viajan con la misma reserva, uno puede facturar una maleta que pese 13 kilos y el otro una de 17 kilos. El objetivo final es que el peso de ambas maletas juntas no sobrepase el total de kilos contratados al hacer la reserva, aunque si viajan juntos es mucho más rentable facturar una sola maleta de 20 kilos que dos que sumen esta cifra.

Ahora bien, si por cualquier motivo se supera ese peso máximo que la compañía apunta en su tarifa normal, podremos facturar igualmente pero con un sobrecoste de 10 euros por kilo de más.

 

Otro dato que conviene saber es que Ryanair no aceptará, ni siquiera facturándolo, ningún objeto que supere 32 kilos de peso o que sus dimensiones sean superiores a 81 x 119 cm., aunque estas restricciones no se aplican al equipamiento por movilidad reducida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *